Imagen fuente: hoyenbogota

El temerario Evel Knievel, un motorista capaz de realizar las más variadas acrobacias como intentar superar todas las fuentes del casino Caesar’s Palace de Las Vegas y que saltó el cañón Snake River de Idaho en 1974, es uno de los iconos pop más míticos de los años sesenta y setenta.

La familia del motorista Evel Knievel, han demandado a Pixar por el uso indebido de la imagen de su padre en la figura del juguete Duke Caboom, el personaje de Toy Story 4.

Pixar y Disney diseñaron este juguete inspirándose en los movimientos, la figura y el estilo de Evel Knievel, pero como destacan en Entertainment Weekly, la demanda asegura que la película infringe el homenaje para ser una copia de derechos.

«Nunca he visto a los ejecutivos de Disney haciendo cola y preparándose para subir a una moto y saltar por encima de 13 autobuses, ni recuerdo a muchos pilotos canadienses temerarios de los 70», remarca Kelly Knievel, hijo mayor del acróbata.

«Aunque tenemos claro que Disney usará a sus legiones de ‘abogados Mickey Mouse’ para proteger agresivamente su propiedad intelectual, no nos pidieron permiso para usar a Evel Knievel en ningún momento», remarca sobre el personaje interpretado por Keanu Reeves en el film de animación.

No es una demanda millonaria. De hecho, es bastante modesta. Los familiares de Evel Knievel exigen 75.000 dólares ($291’322.500) en concepto de indemnización por usar la imagen del motorista.

Los portavoces y representantes de Disney niegan que esto tenga una base real, y rechazan comentar de forma directa lo que ellos consideran que es una polémica artificial.

 «Las acusaciones no tienen base sólida, y estamos dispuestos a defendernos vigorosamente en los tribunales», concluían.

En desarrollo…

Artículo recomendado

Nueva demanda a Nintendo por los Joy – Con de Switch: la acusan de obsolescencia programada

Sigue a Hoy En Bogotá en Facebook y Twitter, o suscríbete aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Hoy En Bogotá, Alejandra Ballén.