Este sábado, funcionarios informaron que la carta fue descubierta en una oficina de investigación de correspondencia para la sede del Ejecutivo en Washington DC.

La ricina es una sustancia letal que ha sido usada en el pasado en ataques terroristas.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y el Servicio Secreto están investigando de dónde vino la carta y si otras fueron enviados a través del Servicio Postal de Estados Unidos.

«Actualmente no existe una amenaza conocida para la seguridad pública», dijo el FBI a CNN en un comunicado el sábado.

La presencia de ricina se confirmó después de que el FBI realizó pruebas, un alto funcionario del gobierno dijo al diario The New York Times que los investigadores creyeron que el paquete fue enviado desde Canadá.

Horas después, las autoridades estadounidenses detuvieron este domingo a una mujer sospechosa de enviar la semana pasada un paquete que contenía veneno de ricina al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Artículo recomendado

Joe Exotic pide a Donal Trump el perdón con una carta de 257 páginas

Esta persona ha sido detenida en un cruce fronterizo en el estado de Nueva York cuando pretendía ingresar a Estados Unidos desde Canadá. La mujer portaba un arma, según ha informado la cadena estadounidense CNN, que cita a un funcionario policial.

La presencia de ricina, una sustancia muy tóxica que se extrae de las semillas de ricino, se confirmó mediante dos análisis. Todo el correo de la Casa Blanca se clasifica y se analiza en una instalación externa antes de llegar a las instalaciones de la que es la residencia oficial y principal centro de trabajo del presidente de Estados Unidos.

La ricina, que puede presentarse en forma de polvo, gránulos, vaho o ácido, se ha utilizado en actos terroristas. Si se ingiere causa náuseas, vómitos y hemorragia interna en estómago e intestinos. A estos síntomas les siguen insuficiencia hepática y renal y, finalmente, muerte por colapso del sistema circulatorio.

Sigue a Hoy En Bogotá en Facebook y Twitter, o suscríbete aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Hoy En Bogotá, Alejandra Ballén.