Imagen fuente: dw.com

El tifón Vamco, que se presentó la madrugada de este jueves en el centro de la isla de Luzón, deja en Filipinas al menos 42 muertos, 22 desaparecidos y 43 heridos, según el recuento de este viernes 13 de noviembre de 2020, de las Fuerzas Armadas.

Es el quinto ciclón que azota el país en menos de un mes, después de medio centenar de víctimas y daños millonarios causados por las últimas tormentas.

«La situación es abrumadora», admitió el alcalde de Marikina, Marcelino Teodoro, que confesó que no esperaban que el río superara los 18 metros.

Vamco, que tocó tierra en la costa este de Luzón, en la provincia de Quezon, barrió la zona centro de la isla con vientos sostenidos de 155 kilómetros por hora y rachas de hasta 255 km/h y copiosas lluvias, según el último boletín de Pagasa, la agencia nacional de meteorología.

Artículo recomendado

Se calculan $3000 millones en pérdidas por el paso del huracán ETA por San Andrés

Se espera que Vamco, salga de territorio filipino en las próximas horas por la costa de Zambales, aunque permanecerá en el área de responsabilidad de Filipinas hasta el viernes y dejará lluvias fuertes en las provincias del centro de Luzón, donde se mantiene el nivel de alerta 3 (de un total de 5).

En todo el país, Vamco obligó la evacuación de al menos 300.000 personas, según la policía, la mayoría en comunidades costeras o próximas a ríos y presas por el riesgo de desbordamiento.

Por su parte, el presidente Rodrigo Duterte abandonó una cumbre online de líderes del sudeste asiático para sobrevolar en helicóptero las zonas afectadas.

“Como presidente, les garantizo que su gobierno hará todo lo posible para darles ayuda en forma de albergues, bienes de primera necesidad, ayuda financiera y asesoramiento tras el desastre. Tengan la seguridad de que el gobierno no dejará a nadie atrás. Saldremos de esta crisis”, dijo Duterte en un discurso televisado.

Sigue a Hoy En Bogotá en Facebook y Twitter, o suscríbete aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Hoy En Bogotá, Alejandra Ballén.