El violento tifón Haishen llegó este lunes a Corea del Sur, este habría pasado por Kyushu, la gran isla del suroeste de Japón. En la región de Miyasaki, tres hombres y una mujer fueron declarados desaparecidos tras un corrimiento de tierras que derrumbó y arrastró casas hasta un río.

La fuerza del viento se reducía, pero seguía siendo muy alta, con algunos periodos de hasta 180 km/h, lo que causó la cancelación de cientos de vuelos en Corea del Sur.

Según la compañía Kyushu Electric Power, centenares de miles de hogares se quedaron sin electricidad el lunes por la mañana.

La llegada del tifón había situado a la isla de Kyushu en estado de alerta este fin de semana. En el momento culminante de la tormenta, se pidió a los más de 7 millones de personas que desmantelaran sus casas y se aislaran, aunque esta consigna de las autoridades no era obligatoria, se solicitó que no hubiese sobrecarga ni aglomeración en los centros de evacuación a causa del coronavirus, así que los habitantes decidieron pasar la noche en hoteles.

“De momento, no podemos acercarnos [a la zona siniestrada] y empezar las búsquedas porque existe el riesgo de una nueva catástrofe”, explicó a la AFP una portavoz de la prefectura.

“Evaluamos la situación para ver cuándo podremos retomar las operaciones”, declaró el lunes a la AFP un portavoz de los guardacostas japoneses.

Sigue a Hoy En Bogotá en Facebook y Twitter, o suscríbete aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Hoy En Bogotá, Alejandra Ballén.