Imagen fuente: ngenespanol.com

La Real Academia Española, ente que regula el buen uso del idioma español, tiene un «Observatorio”, donde atiende a todas aquellas palabras que no aparecen en el diccionario, pero que son utilizadas en determinados contextos y cuyo uso puede generar dudas entre los hablantes.

Se trata de neologismos, extranjerismos, tecnicismos o regionalismos que podrían, algún día, ser aceptadas oficialmente.

El observatorio acoge a numerosas palabras de uso cotidiano, como COVID-19, coronavirus, «hashtag”, ciberataque, feminazi, distópico, googlear, desescalada y transfóbico, así como otras menos usuales como paranoya (como forma aceptable de escribir «paranoia”), «cruzazulear” (usado en el periodismo deportivo mexicano), hombreriega y «uwu” (emoticón que expresa alegría).

Artículo recomendado

La vacuna de Oxford contra COVID genera respuesta inmune en ancianos

La RAE aclara que la información sobre estos conceptos es provisional, «pues no está contemplada aún en las obras académicas, por lo que puede verse modificada en el futuro”.

Fue en ese marco donde apareció el pronombre «elle”, cuya figuración en una web oficial de la Real Academia Española ha generado amplio debate en las redes sociales.

El pronombre “elle” tiene como definición: “un recurso creado y promovido en determinados ámbitos para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno los dos géneros tradicionalmente existentes. Su uso no está generalizado ni asentado”.

La RAE también afirma que independiente de que el pronombre se encuentre en el observatorio, no implica que el ente acepte su uso, asimismo, es fácil identificar que para los académicos no es adecuado ni correcta su práctica.

¿Aprenderán algún día las nuevas generaciones una nueva lista de pronombres, con «él/ella/elle”? Si eso ocurre, probablemente muchos dirán «uwu”.

Sigue a Hoy En Bogotá en Facebook y Twitter, o suscríbete aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Hoy En Bogotá, Alejandra Ballén.