Imagen fuente: portafolio.com

Desde que se conocieron los resultados de las primeras vacunas de la Covid-19, la tasa de cambio ha perdido casi $400 desde comienzos de noviembre y cerró en $3.465.

De hecho, es un comportamiento tan fuerte como la devaluación que tuvo el peso en el pico de la pandemia. Tan solo en marzo de 2020 la divisa ganó casi $700 y llegó al récord de $4.180.

La reciente caída de la tasa de cambio se debe en gran parte a la inversión récord que llegó en noviembre a los mercados emergentes debido al optimismo por las vacunas del COVID-19.

Artículo recomendado

Los daños que ha causado la temporada de invierno en las conexiones del país

Según el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) los administradores de fondos agregaron en noviembre alrededor de US$76.500 millones a bonos y acciones de países en desarrollo, la mayor entrada mensual que se haya registrado.

Los analistas no descartan que el dólar siga bajando en las próximas semanas, pues todavía persiste el efecto de las vacunas dentro del mercado.

Sin embargo, tampoco se puede descartar un repunte. “Colombia es un mercado que suele sobrerreaccionar ante los anuncios en el mercado de divisas. Entonces, se debe tomar esta coyuntura como una oportunidad para comprar dólares, pues creo que se espera nuevas alzas en la tasa de cambio una vez pase el efecto del optimismo frente a las vacunas”, explicó Diego Franco, presidente de Franco Group SA.

Sigue a Hoy En Bogotá en Facebook y Twitter, o suscríbete aquí a la Newsletter.

Fuente: Redacción Hoy En Bogotá, Alejandra Ballén.